Publicado, Martes 6 de Noviembre de 2018

Desarrollo de aplicaciones agrícolas, ambientales e industriales

Con el propósito de recolectar microorganismos que están en la naturaleza para estudiarlos y proveer soluciones a diferentes sectores de nuestro país el docente investigador de la UNI, Dr. Leandro Páramo Aguilera, se encuentra desarrollando la investigación “Bioprospección microbiana para el desarrollo de aplicaciones agrícolas, industriales y ambientales en Nicaragua”, quien a través de su estudio pretende identificar y clasificar para posteriormente ir desarrollando aplicaciones específicas que impacten a la solución de problemas en la agricultura, la industria y el ambiente. La Bioprospección busca recolectar microorganismos que están en la naturaleza para estudiarlos y proveer soluciones a diferentes sectores de nuestro país.

“En nuestro país no existen estudios previos de Bioprospección microbiana similares a los que estamos desarrollando; se han realizado estudios enfocados a un microorganismo en particular, a un cultivo específico o a una interacción entre un micro organismo y un patógeno en particular. Este estudio persigue colectar e identificar la mayor cantidad de microorganismos posibles para crear un banco de microorganismos plenamente identificados y desarrollar aplicaciones específicas que impacten a la solución de problemas en la agricultura, la industria y el ambiente”, señaló el Dr. Páramo Aguilera.

El proyecto ha permitido trasladar a los microorganismos de su entorno natural e iniciar un proceso de estudio en los laboratorios del Programa de Investigación, Estudios Nacionales y Servicios del Ambiente (PIENSA) de la UNI, involucrando a estudiantes de Ingeniería Química y Agrícola.

“Ahorita tenemos un banco de microorganismos de alrededor de 300 que estamos estudiando de 4 lugares diferentes: la reserva biológica “El Chocoyero”, del Rio Chiquito de la ciudad de León, una quesera artesanal y dos mineras artesanales de la zona de Chontales, donde nos permitieron realizar un muestreo para nuestro trabajo. Estos lugares fueron seleccionados porque necesitábamos encontrar microorganismos específicos que pueden ser de gran valor ya que se han adaptado a esos territorios y si nosotros los sacamos de esos lugares y los multiplicamos, podemos devolverlos para que sean purificadores del entorno donde fueron sustraídos”; explicó el investigador.

Actualmente la investigación ha logrado identificar alrededor de 100 microorganismos de gran importancia para el control de plagas en los cultivos, asimismo una gran cantidad capaces de purificar las aguas residuales. “Esa es la importancia del proyecto, tiene múltiples aplicaciones y aportes que nos han permitido avanzar en la primera fase y reconocer estos microorganismos que serán de gran importancia para su entorno; además ha generado 5 tesis de grado, 2 tesis de maestría en Biotecnología de la que esperamos generar a mediano plazo productos comercializables y posiblemente patentables. Asimismo de las tesis de grado una gran cantidad de material biológico plenamente identificado con aplicaciones bien documentadas que nos podrían estar abriendo puertas a nuevos proyectos”, destaco Páramo.