Publicado, Viernes 6 de Abril de 2018

Universitarios demuestran su amor al prójimo

Compartir con los que necesitan a través de pequeños gestos que ayuden a suplir carencias existentes, es lo que hicieron los becados residentes de la UNI en conjunto con el Servicio de Voluntariado Universitario (SVU), demostrando su amor al prójimo por medio de una pequeña donación a los pacientes del Hospital Psico Social “José Dolores Fletes”.

Este hospital de referencia nacional ubicado en el Km. 5 de la Carretera Sur atiende a 160 pacientes de todas las edades que padecen enfermedades mentales.

La Directora General del Hospital Dra. Etelmina Salazar agradeció a la UNI este importante donativo. “Para nosotros es una novedad que una universidad tecnológica se acerque a nosotros para realizar una labor social, es un logro porque normalmente nuestra relación ha sido con las ciencias humanísticas, pero hablar de la universidad es hablar un poco de poder expandir los niveles de sensibilización de los jóvenes y de poder entender que todos independientemente de lo que estudiemos somos seres humanos y estamos predispuestos a sufrir alguna enfermedad mental”, enfatizó la Dra. Salazar.

Además destacó que con este donativo de colchones se podrán reponer los que están en mal estado, “Para nosotros es un material de reposición periódica por los grados de agitación de los pacientes, ellos los destruyen constantemente y pequeños gestos así siempre son bienvenidos, pero además de eso es el inicio de una relación que puede significar creatividad, innovación y sobre todo sensibilización y reconocimiento a este tipo de patologías de enfermedades mentales”; finalizó Salazar.

Son alrededor de 100 becados internos los que con esfuerzo y amor, donaron una parte de su tiempo realizando diferentes trabajos previos a la entrega, además de acompañar la entrega de los materiales.

“Esta experiencia me ayuda a conocer la realidad que viven los pacientes, porque yo tenía otra perspectiva diferente de lo que era un centro psiquiátrico, pensaba que a las personas las mantenían encerradas y me di cuenta que no es así, pude observar que viven en un ambiente familiarizado en contacto con la naturaleza y de recreación, es muy importante que la universidad realice este tipo de actividades porque nos ayuda a nuestro desarrollo personal y a conocer la realidad de la sociedad”, compartió la Br. Mareling Pérez estudiante de primer año de Ingeniería Química.

Durante la visita los jóvenes universitarios y el personal del hospital realizaron un recorrido por las instalaciones del centro para estar al tanto de la convivencia de los pacientes.

“Los jóvenes universitarios pueden hacer cosas pequeñas en beneficios de otros; esta parte de involucrarse en actividades de carácter social es muy importante para su formación integral, es la parte de la sensibilización, poder ver realidades fuera de la universidad, los problemas que hay en la sociedad y aportar un granito de arena”, expresó la Ing. Giselle Calero, Responsable del Servicio de Becarios del DBE.

Se tiene previsto realizar una segunda entrega de donativos al hospital el 10 de abril, actividad social que fomenta la sensibilización y acercamiento con aquellos que necesitan una mano amiga./Lic. Vanessa Bordas A.