Publicado, Miercoles 27 de Junio de 2018

Nicaragua en Alerta Verde ante fenómeno meteorológico

Ante la posible amenaza y formación de varios fenómenos meteorológicos que provocará el incremento de lluvias en todo el país, causando inundaciones, crecidas de ríos y cauces, el Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (SINAPRED), ha decretado Alerta Verde en todo el territorio del país.

Según el informe brindado por el SINAPRED, uno de los fenómenos está a 170 kilómetros del Ostional enRivas y el segundo se encuentra a 2,670 kilómetros, con probabilidades de convertirse en ciclón tropical en las próximas 24 a 36 horas, quienes además informaronque la onda tropical número ocho atravesará el país la noche de este martes y va a interactuar con estos disturbios que se pueden fortalecer en los próximos días.

Es importante conocer que cada alerta tiene una medida de prevención distinta que será catalogada dependiendo de la gravedad de la crisis que atraviesa la nación. En el caso de la alerta verde se declara una vez identificado y localizado un fenómeno natural, que por su peligrosidad puede afectar todo o parte de territorio nacional, del cual deben tener conocimiento las instituciones que conforman el SINAPRED y el público en general.

Para el Dr. Armando Ugarte, delegado de la UNI ante este organismo, la importancia de tomar en cuenta las medidas preventivas para enfrentar estos fenómenos meteorológicos es de gran ayuda para todos los pobladores.

“Primeramente es importante que todas las instituciones estén preparadas para salvaguardar la vida de las comunidades y familias nicaragüenses que pudieran ser afectadas por los fenómenos climáticos; segundo la población debe estar atenta a todos los comunicados que se emitan por parte de INETER y el SINAPRED; y por último actualizar los planes de respuesta ante inundaciones de acuerdo a la amenaza que esté afectando su barrio o comunidad.

De igual manera el Dr. Ugarte destacó la importancia de tener identificadas las zonas más vulnerables o zonas bajas que ya están identificadas como puntos críticos. Así mismo, en el caso de las zonas montañosas hay que preveer los posibles derrumbes o deslizamientos, la crecida de los ríos y mantener a mano los botiquines de emergencia y disponer de planes de cuido de los niños y ancianos.

Es importante destacar que estos fenómenos están enmarcados dentro del periodo lluvioso de la época, a consecuencia de esto las presiones bajarán, se incrementarán los vientos, se producirá más humedad y lluvia en el territorio nacional.